• Aceite de coco

    October 9, 2013
    Comments Off

    Por: Julio Prado Guerrero

    donjulio

    Don Julio y su familia administran el restaurante “Tío Julio” en la calle Ostiones, Atacames, provincia de Esmeraldas. Hace muchos años, él elaboraba el aceite de coco para venderlo como bronceador solar en Atacames, y también para uso personal. Tradicionalmente en Esmeraldas el aceite de coco se ha usado de forma cosmética para proteger y humectar la piel y el cabello. Ocasionalmente también se acostumbraba a usarlo como laxante en casos de mala digestión, acompañado de un vaso de agua tibia o té de manzanilla. Sin embargo, desde que se comenzó a comercializar en farmacias un supuesto aceite de coco de procedencia industrial, con fragancia artificial añadida y mucho más barato, Don Julio y otros fabricantes de aceite de coco quebraron. Es muy fácil verificar la falsedad de este aceite comercial. Basta con colocarlo en el refrigerador para comprobar que allí conserva su estado líquido. En cambio, por su composición química (altamente saturada) el aceite de coco verdadero se solidifica a bajas temperaturas, tomando la apariencia de una manteca de color blanco o a veces amarillento. Por un pedido especial, Don Julio fabricó y me permitió registrar paso a paso la elaboración del aceite de coco.

     Fotos: Pilar Egüez Guevara

  • Cocadas

    October 9, 2013
    Comments Off

    IMG_7009

    Por: Doña Flor

    La Fábrica de Cocadas “Florcita” está ubicada en la carretera vía a Atacames, frente al Municipio. Allí Doña Flor y sus hijos elaboran cocadas de diversos sabores. Sin embargo la más popular es la cocada de piña. Doña Flor me explicó brevemente y me permitió fotografiar parte del proceso de elaboración de las cocadas. Se rallan los cocos usando el utensilio especial que mencionamos en el post de la fabricación del aceite de coco y se cocina esta ralladura en miel de raspadura o panela en paila de bronce. Para cocadas blancas se usa azúcar en lugar de panela, y para cocadas de piña se utiliza la piña cortada en trozos finos. La corteza del coco se usa a veces como combustible, o también lo compran los artesanos para confeccionar aretes u otras artesanías.

    This slideshow requires JavaScript.