• Caldo de huesos y locro de pescado

    El caldo de huesos de pescado se usa como fondo o base para hacer un locro de pescado con papas, es decir un locro, al estilo de la sierra del Ecuador.

    Paso 1: hacer el caldo de huesos

    Ingredientes: 

    2 libras de huesos carnudos de cabeza de dorado  (o picudo) y cebollas, ajos, sal, comino y pimienta al gusto.

    PREPARACION:

    A tres litros de agua, agregar los huesos con trozos de cebolla colorada (o perla) y blanca larga, y unos 6 dientes de ajo, sal pimienta y comino gusto. Una vez que suelte el hervor hay que retirarle la espuma que sale y que es de la baba y suciedad del pescado, hervir por unos 10 minutos, o en fuego bajo hasta 8 horas. Colar ese caldo y añadir al sofrito de la siguiente parte.

    Separar de los huesos los pedazos carnudos de pescado y añadirlos a la preparación siguiente.

     

    Paso 2: hacer la sopa de pescado usando el caldo de huesos como fondo

    Ingredientes
    1 lib. filete de pescado (dorado o picudo)
    1 cebolla colorada mediana
    2 dientes de ajo
    3 libras de papas
    – Sal al gusto
    – Achiote
    – Aliños: orégano, comino y pimienta, todo molido
    – Manteca de chancho
    – 1 pimiento verde
    – cilantro
    – 2 aguacates

    PREPARACION

    Poner en una olla la manteca, la cebolla bien picada en cuadraditos pequeños, el ajo picado finamente, el pimiento, y el achiote, sofreír lentamente, añadir las papas peladas y troceadas referir por 3 minutos agregar sal al gusto. Ir añadiendo el caldo de la preparación anterior o, si no se desea usar el caldo también se puede agregar solo agua caliente de poco en poco hasta que sobrepase unos 5 cm. De las papas dejar que hierva por 8 minutos más o menos.

    Trocear el pescado (4 cm) y poner un poquito se sal y pimienta, un poco de jugo de limón, poner a calentar una sartén con un poquito de aceite, sofreír el pescado dándole la vuelta, hasta que se dore, agregar a las papas dejar que se cocine hasta que la papa esté muy suave, rectificar la sazón, añadir el cilantro bien picado, servir con aguacate.

     
    Receta de Mercedes Jiménez, Quito – Ecuador.

  • Alimentos que ayudan a combatir los virus

    Bayas de sauco - fuente Wikipedia

    Bayas de sauco – fuente Wikipedia

    Además de procurar alimentarme bien, y experimentar con cualquier cantidad de fermentos caseros, en esta cuarentena he estado añadiendo unos cuantos suplementos a mi dieta habitual para fortalecer mi sistema inmunológico y dándole una ayudita extra para que me proteja de los virus.

    Destaco algunos alimentos que ayudan a protegernos y disminuir los síntomas de virus:

    • Frutos o bayas de sauco (eldeberry en inglés) – se ha comprobado el efecto inhibidor del extracto de frutos de sauco contra ciertas cepas de bacterias patógenas y virus que afectan al sistema respiratorio, específicamente influenza A y B. Los síntomas no desaparecen pero pueden ser mucho más leves. Acá puedes consultar el estudio y acá encontrar más información sobre el sauco y sus propiedades.
    • Aceite de coco – una forma de ácido laurico llamada monolaurina que se encuentra en el aceite de coco tiene propiedades anti-virales, anti-fungicidas y anti-bacteriales. El aceite de coco contiene un 50% y es la fuente natural más alta de ácido laurico. Se ha reportado que la monolaurina puede desactivar o reducir los niveles de ciertos virus en el cuerpo, incluido el virus del VIH, herpes, sarampión, influenza, entre otros. Puedes encontrar más información en este reporte y también en este resumen sobre la monolaurina. El ácido laurico también se encuentra en la leche materna.
    • Ajo – un remedio ancestral para combatir bacterias y virus, el ajo crudo contiene alicina que activa la respuesta del sistema inmunológico contra los virus. Es efectivo para prevenir y disminuir los síntomas de resfriados y gripes virales.
    • Alimentos ricos en zinc – el zinc activa las encimas que hacen posible la digestión, regula el ph del intestino, provee protección contra oxidantes y activa el sistema de defensa del sistema inmune contra patógenos. Las ostras son la mejor fuente de zinc, pero también la carne de res, cerdo, aves, mariscos, y también legumbres, frutos secos y lácteos. Hay que recordar que las legumbres, cereales y frutos secos contienen substancias que inhiben la disponibilidad del zinc que contienen estos alimentos, de forma que se deben remojar, germinar, encurtir o fermentar para aprovechar el zinc que contienen. Acá puedes consultar una guía completa sobre el zinc, sus funciones, propiedades y alimentos que lo contienen.

    Comparto además esta fabulosa guía elaborada por la Red de Guardianes de Semillas con recomendaciones de alimentos esenciales para fortalecer el sistema inmunológico. https://redsemillas.org/folletos-y-guias/

     

  • Fermentos caseros y sistema inmunológico – kefir de leche y de agua

    IMG_7201

    El balance y la diversidad de la flora bacteriana intestinal (o microbiota) influye directamente en la función nuestro sistema inmunológico. Las bacterias de ácido láctico (probióticos) que convierten la leche en yogurt y la col en kimchi activan los receptores de las células que activan el sistema inmunológico para protegernos de virus y otros gérmenes.
    Además de aportarnos probióticos protectores, el proceso de fermentación multiplica los nutrientes existentes en los alimentos, y los hace especialmente ricos en vitaminas B, K, C, acido fólico, calcio, entre otros. Fermentar (y también encurtir, germinar y remojar) granos, nueces, semillas y leguminosas también ayuda a aumentar la disponibilidad y absorción de ciertos nutrientes como el hierro, manganeso y zinc.

     

    Fermentos caseros
    El yogur (especialmente el casero), el kefir, la chicha y los vegetales encurtidos (sin vinagre) son alimentos tradicionales que aportan probióticos beneficiosos y diversifican nuestra flora intestinal. A mayor diversidad, mayor protección de nuestro sistema inmune. El kefir de leche es notable por su poder probiótico, con más de 30 distintas cepas de microorganismos vivos que incluyen bacterias de acido láctico, bacterias de ácido acético, levaduras, y mohos.

    Chicha de jora
    Aquí puedes encontrar una receta de chicha de jora, cortesía de Lucila Donoso.

    Kefir casero
    Con granos de kefir de agua (Tibicos) o granos de kefir de leche que se consiguen mediante vecinos y conocidos, puedes hacer kefir casero para agregar una dosis de probióticos diaria a tu dieta.

    Kefir de agua (Tibicos)

    Mezclar 4 tazas de agua filtrada o hervida con 1/4 de taza de panela en un frasco o jarra alta de vidrio. Cuando la panela esté bien disuelta, agregar dos cucharadas de granos de kefir de agua. Se puede agregar pasas para aportar minerales. También se puede agregar la mitad de un limón o naranja entera (después de exprimir su jugo en la mezcla) o alguna hierba como menta o albahaca para aromatizar. También se puede agregar jengibre cortado en pedacitos. Tapar y dejar fermentar entre 24 a 72 horas (el contenido de alcohol dependerá de la duración de la fermentación, entre 0.5% y 0.75%). Cuando esté listo las pasas flotarán y el agua soltará burbujas. Colar en un recipiente aparte, remover las pasas y el limón/hierbas, y guardar los granos de kefir en un frasco de vidrio con agua filtrada y panela, si no se los va a reutilizar inmediatamente. Transferir el kefir de agua a una botella de vidrio con corcho, o la que tengas en casa.

     

    Screen Shot 2020-06-11 at 9.55.17 AM Screen Shot 2020-06-11 at 9.47.29 AM Screen Shot 2020-06-11 at 9.43.26 AM

    Screen Shot 2020-06-11 at 10.15.17 AM

    Kefir de leche: por cada vaso de leche, agregar una cucharadita de granos de kefir de leche. Dejar reposar tapado por 24 horas. Remover la mezcla, y colar. Si no se van a usar los granos para hacer más kefir, se deben refrigerar en frasco tapado por dos semanas.

    Screen Shot 2020-06-11 at 9.57.16 AM

    Screen Shot 2020-06-11 at 10.05.37 AM

    Tips:

    • No enjuagues o laves tus granos de kefir con agua del grifo ya que tiene cloro y los puede dañar (son bacterias y levaduras vivas y el cloro es anti-bacterial).
    • No es necesario lavar los frascos donde haces tu kefir
    • Se puede usar colador de plástico o hierro pero la tapa del frasco donde almacenas tus granos preferiblemente debe ser plástica o si no tienes, recubrirla con una servilleta, trapo fino limpio o filtro de cafe (para protegerlos del óxido)